DICIEMBRE 15 AL 31 DE 2009

diciembre 30, 2009

SALUDO DE AÑO NUEVO

Hola, amigos del mundo; los  saluda  desde  la ciudad Madre del Departamento de Antioquia, Santa Fe de Antioquia,  su anfitrión Félix Padilla Bran.

Es mi deseo que al momento de entrar a esta página, sus metas se hayan cumplido, asimismo  sus expectativas por contribuir a la construcción de un mundo mejor y más justo.

Para el 2010 les anuncio que he hecho una alianza estratégica con el director del Magazín impreso BLANCO & NEGRO, Weimar González. Ello nos permitirá entregarles no sólo información  más actualizada y periódica, sino también audios e imágenes en movimiento, de los protagonistas que construyen bien o mal, la historia de Santa Fe de Antioquia.

Les reitero mi abrazo fraterno desde este cálido rincón del occidente antioqueño y les invito a que sigan en conexión occidente,  unidos en la información.

****************************

 MARTA PINTUCO ESTÁ VIVA

Alrededor de Marta Teresa Pineda , más conocida como “Marta Pintuco”,  la proxeneta más famosa del departamento de Antioquia, se han tejido miles de conjeturas e incluso periodistas e intelectuales de alto vuelo  han afirmado que  todo es un mito; que esa señora nunca existió.

 El periódico EL BOMBAZO   que dirijo, publica en su segunda edición  la verdadera historia de esta mujer de carne y hueso que fue todo  un furor ,desde finales de la década del 40  y hasta mediados del 60, dejando una inmensa huella entre los medellinenses.

Por ser   éste  un tema de gran relevancia , que incluso han tocado sociólogos, periodistas  e historiadores antioqueños,  reproducimos a nuestros internautas la verdadera historia de esta mujer; publicamos igualmente por primera vez su imagen, gracias al talento de la dibujante Amparo Zapata, que la reprodujo de la única foto que de ella se conoce y que se conserva en nuestros archivos, con miras a la publicación de toda su historia y  demás protagonistas .

Esta legendaria  mujer nació en el municipio de Yarumal(Antioquia) en el año  de 1921. A diferencia de lo que han publicado algunos cronistas, que le dan categoría de Diosa inalcanzable   y al radical  nihilismo  de otros sobre su   real existencia, bueno es aclarar que  no fue ni  tan extraordinariamente bonita y  rubia  pero  tampoco, contra el sentir del connotado periodista  paisa Héctor Rincón que en sus escritos periodísticos la ubica en un imaginario, ella realmente formó parte del gran conglomerado como sujeto activo, en el manejo administrativo de la casa de lenocinio más famosa de Medellín del siglo pasado, conocido  por el común de las gentes con el nombre  la Casa de “marta Pintuco”. Como pieza  testimonial , el nombre de  Marta Teresa Pineda, aparece registrado en el directorio telefónico de 1955, en la página 301, éste  refiere su propiedad o negocio en la Cra. 50(Palacé) No. 67(Barranquilla) 47, bajo el número telefónico 44.50.41.

Fue en su plenitud   una mujer trigueña clara  muy atractiva, con ligeros  rasgos de mulata y  gran sexapil. De joven tuvo muy  buen gusto para maquillarse y los mas refinados  salones de belleza de  su época, fueron visitados por ella con gran asiduidad.

Los   que la conocieron definen así   su perfil: espigada, troza, de cabello castaño claro tirando a rubio, cuerpo bien torneado. Sus féminos rasgos llegaron a inspirar   a músicos, poetas y pintores. Pese a que algunos por solapados no publicaron sus  versos, canciones, versos  ó lienzos, el poeta pereirano Luís Carlos González, quien  en una época llegó a tener con ella una relación afectiva, se supo después que  le compuso el  bambuco Muchachita parrandera, que interpretó  magistralmente el dueto Espinosa y Bedoya.

Diferente a lo que dicen algunos, esta matrona  después de que se instaló en Lovaina, no se movió de allí; esto desvirtúa la afirmación de que  tuvo su negocio en cercanías de la fábrica de Pintuco, aunque sí se supo de otra señora de nombre Marta  que también fue proxeneta y tuvo su centro de operaciones en dicho lugar.

A propósito Marta, la auténtica, la de Lovaina (nada que ver con otra Marta que tuvo una casa de citas en las cercanías de la fabrica Pintuco), fue una  de las propietarias de lenocinios que precisamente se negara a abandonar dicho lugar, cuando en los albores   de 1952 el  decreto  517 de  diciembre del 22 de septiembre   de 1951 , expedido por el alcalde Luís Peláez Restrepo, les obligó a que se trasladaran al barrio Antioquia,   .¿La razón? las    actitudes, tanto de las meretrices como de sus clientes, se fueron saliendo de los esquemas, rayando en la indecencia, vulnerando  la moral y la tranquilidad del sector, lo que   propició  que fuera ordenado su trasladado al  barrio Antioquia, que tuvo como punto exclusivo Corea).  Con relación a esa medida  , cuentan sobrevivientes de la época, que específicamente  en enero  de 1952, tras haberse cumplido 45 días de plazo, las jaulas de la policía arrimaron a Lovaina a recoger a las muchachas, para llevarlas allí.

Con el traslado, el  otrora apacible y modesto conjunto residencial de obreros, artesanos y colegialas, el barrio Antioquia  perdió la tranquilidad  social y comenzaron los desmanes y todo cuanto atentaba contra sus  hogares y sus buenas costumbres, como mujeres ebrias y semidesnudas, ofreciendo espectáculos alarmantes. Como resultado de ello, el barrio comenzó a armarse, constituyéndose en un problema de orden público. La  resistencia no se hizo esperar. El primer efecto  contra el precitado decreto, lo constituyó el repudio unánime de sus habitantes, quienes  en forma organizada recibieron el apoyo de otras instituciones no gubernamentales y, en cabeza del Arzobispo Joaquín García Benítez, materializaron sus protestas, en las que predominaban carnavales, marchas  himnos y cantos a Cristo Rey, en contra de la presencia de las muchachas.

Retomando; aunque la pintuco  no fue    millonaria, sí tuvo un buen estatus económico, que le permitió vivir en los sitios más In de la época. En un edifico que ya fue demolido hace  varios años, ubicado en Junín, entre ayacucho y Pichincha, llegó a tener un suntuoso apartamento, contiguo a una famosa sastrería, cuyo propietario era un activista  de la partido  comunista

Como Dama que se respetara llegó a poseer en el Poblado varias propiedades, ademàs de una limosina, con conductor  uniformado a bordo,  la que cual la  “plebeya rebelde”  ,  se movilizaba  por la  ciudad.

Carlos Andrés Orozco en un estudio  que hizo sobre la vida nocturna  de Medellín, subraya que  aunque  proliferan las hipótesis y especulaciones sobre su mote  , es falso que éste   tenga que ver con una relación que tuviera con   Germán Saldarriaga, propietario  de la empresa de pinturas  marca Pintuco ; asegura sí que  ella se maquillaba en demasía  y que esto presumiblemente  pudo haber sido argumento para su “segundo bautizo” .

Hablar de  Marta Pintuco, es tocar  una de las fibras más íntimas y sensibles  de la sociedad  medellinense; es remontarnos a un pasado pletórico de contradicciones, en el que se mezclaba, lo divino con lo humano, lo emocional con lo pacato.  Esa época tal vez es la que más refleja esos contrastes de la vieja y parroquial Medellín; la ciudad del tranvía, de la plaza de mercado de Cisneros, de las putas del viejo Guayaquil y  de Lovaina.

No obstante que la  preparación académica  de nuestra protagonista sólo le alcanzó hasta la primaria,    se caracterizó por ser una persona  muy inteligente y amable (cuando era por las buenas). Resaltaba en ella como anfitriona, la exquisita manera de tratar a las personas,  amén de manejar en el marco de su vasta cultura,  todos los temas del momento, especialmente   los relacionados con la política, ya que su clientela provenía de este exclusivo círculo  de la época.  Se afirmó de ella también  que dado su amor por la música y dotes artísticos, llegó a grabar varias canciones con su voz en   el acetato.

Su casa de fortuitos encuentros  , afincada en un espacio de 22.5 por 10 mts, conformado por seis alcobas, dos patios techados ,cocina, comedor ,un largo corredor y un garaje,  fue  administrada diligentemente por una anciana  rubia y delgada,  a quien los clientes cariñosamente   le decían  “Emita”. Ayudaba también  en dicho establecimiento un marica famoso de nombre Darío de la Paz, quien  se apodaba “Merchán”.En la misma , un portero recibía los clientes, pues  todo era a puerta cerrada; golpeaban y entonces eran atendidos por el solícito empleado. No le abrían a cualquiera.

Este  sitio exclusivo recreativo para  quienes aspiraban a ratos de placer  y farra, se caracterizó por el tratamiento cortesano que se ofreció a los asistentes, ávidos de caricias ajenas y  en donde  los secretos de sus aventuras , eran rigurosamente guardados y mantenidos en consecuencia    alejados de polémicas;  particularmente los  políticos  y aristócratas de la época, los más asiduos visitantes.

 Había algo para destacar; hasta la década del 70, todo en ese sector que después fue satanizado, gozó  de un  ambiente muy sano; es más, los borrachitos se iban muchas veces “muertos de la borrachera” para sus casas, sin que les ocurriera algún percance.  A lo anterior se le agrega que las mejores agrupaciones de la época, como Espinosa Bedoya, el dueto de Antaño  y el trío América, entre otras; incluyendo grandes íconos del pentagrama  internacional, de la talla  Leo Marini y Daniel Santos, deleitaron a los presentes con los éxitos del momento.

Al negocio  de la Pintuco asistieron  señores gerentes de compañías; miembros de familias muy prestantes polìticos y hombre de la banca . Eran bohemios que se quedaban allí  tomando, durmiendo y disfrutando del calor de otros brazos, diferentes a los de sus esposas.  Tan  acogedor  era  el lugar, que muchas veces las familias de ellos, luego de preguntar en las inspecciones, cárceles y el anfiteatro por ellos y nadie darles razón alguna, iban por ellos a la Casa de doña Marta  y preciso: allí los encontraban en plena “convalecencia “. Para justificarlo, Horacio “el loco” Jaramillo propietario  de la cadena de hamburguesas del Oeste, tras reconocer  sin subterfugios que fue uno de ellos,  manifestó con tono de reproche:  “es que en ese entonces, las muchachas eran muy vigiladas por sus padres y  por esa razón no le daban nada a uno. Eran muchachas de bien y  por tanto en casa de ellas, tenía uno que cumplir muchos protocolos, entre esos la “arrimada” , que era todo un ritual; además de marcar tarjeta, si quería ganarse el beneplácito  no sólo de la novia, sino de los suegros y cuñados. Y agregó:

 “Constituía una verdadera odisea  hacer algo con ellas; contábamos con el ojo avizor de los suegros, Raymundo y todo el mundo, en  nuestras visitas fríamente cronometradas.  En cuanto a nuestras esposas- continúa-  por cuestiones culturales, eran extremadamente conservadoras y por ende, poco creativas en el catre” .

Pese a que  algunos periodistas   y estudiantes en sus ensayos y tesis de grado, han llegado a afirmar  que doña ; Marta  por su condición de proxeneta, llegó a tener diferencias irreconciliables con su madre y demás cercanos, eso fue falso; excepto claro está, con algunas tías conservadoras y recatadas que no la aceptaron como tal. Complementa  un pariente cercano de ella que prefirió ocultar su nombre, que la pintuco  fue una mujer extremadamente generosa y compartida y que  con su madre tuvo las mejores relaciones , amén de estar al tanto  de sus necesidades y enfermedad , hasta cuando falleció. Desmintió asimismo  afirmaciones en el sentido de que  Marta tenía por residencia  dicho centro de lenocinio; ésta   sólo operaba como    “oficina” , subrayó con malicia.

Marta, en la cima de su senectud reside  actualmente en la capital colombiana ( en el viejo Bogotá) .A pesar de no haber  logrado hacerse a su  jubilación  y gracias a que  con sus ahorros adquirió el  apartamento que le podrá garantizar techo por el resto de sus días ; allí  sigue recibiendo ayuda de sus familiares, nietos y algunos viejos clientes (hoy camanduleros y prostáticos ), pero que conservan con ella gran amistad y gratitud); de esa manera  sostiene su EPS  y puede llevar una vida digna, lejos del bullicio que otrora fuera la razón de ser de su “colegio de señoritas”, regulares en conducta.

Quebrantos de salud, propios de los años, la obligan hoy  a depender de un tanque de oxígeno; circunstancia que no le ha bajado la autoestima en ningún momento; todo lo contrario, es una mujer agradecida con la existencia, y quien lo creyera: todavía vive para contarlo.

 NOTA: El autor del libro “Marta pintuco de carne y hueso”, con muchas verdades aún dentro del  closet, espera el guiño de una casa editorial. Informes notioccidente@hotmail.com

 

************************ 

LIDERES COMUNALES  EN MEDELLÍN

 El pasado  14 de diciembre  estuvieron en la ciudad de Medellín, 25  representantes de  las asociaciones  municipales de Santa Fe de Antioquia, en cabeza del  secretario de desarrollo comunitario Edwar Macías. Los temas allí tratados, fueron entre otros; cuentas claras, apoyos económicos y proyectos, entre otros.

La actividad se dio en el marco de la celebración de los 5l años de existencia de las acciones comunales en  nuestro departamento. De las 42 acciones comunales que en total tiene  el municipio, asistieron representantes de Nurquí, Laureles, Pedregal, La mesa, El tunal, Sabanas, Chorrillo, el pescado, el Plan, Cativo, y  el Filo (carpintero.

Del casco urbano, se hicieron presentes  representantes de las acciones comunales del llano, la barranca y San Pedro

 ****************

 EN DOS AÑOS MÁS ESTARÁ LISTO EL  MEGAPROYECTO  TÚNEL DE OCCIDENTE  Y  SUS OBRAS COMPLEMENTARIAS.

Sólo a comienzos del 2012, si no se presentan novedades, estaría listo en su totalidad el megaproyecto Túnel de occidente, que incluye el corredor vial Guillermo Gaviria Correa. Así lo informó el director de concesiones del departamento Rodrigo Caicedo.

Con relación al trayecto de cuatro kilómetros que une  a  Medellín con la boca oriental del túnel,  que tienen un costo actual de   110 millones de pesos, dijo el alto funcionario  que las obras comenzarían a mediados de agosto del 2010 y terminarían a principios del 2012. Para el efecto, actualmente esa oficina trabaja en el sector de la Iguaná  en la identificación y  socialización de 600 familias, que deberán  desocupar el   lugar. A la fecha 15 de las mismas han comprado vivienda nueva

En San Cristóbal , dijo El doctor Caicedo, arreglan cien viviendas afectadas por la obra.

Destacó la recuperación del sector Meloneras, asimismo de saltos y pisquines , confiando  que estas próximas semanas, siga colaborando el verano para no imponer restricciones, como en meses recientes.

 Hola , amigo internáuta, esperamos tus comentarios. Gracias por entrar a nuestra página

Anuncios