ENERO 2 DE 2013

CASAS   DE CARTÒN

La señora Martha  Alcaraz, es una iletrada ciudadana que por motivos de extrema  pobreza, ha tenido  que vivir con   tres de sus cuatro hijos, de aquí  para allá, bajo   la mirada  impávida de las administraciones   y de la misma    sociedad   santafequeña.

Bajo   las circunstancias narradas,  ha levantado  a sus niños.  Un  rancho  construido por ella misma, a base de plásticos, latas y retales de madera, ha sido   la constante de los últimos  años.

Pese a  que notioccidente, no sólo  ha denunciado  estos hechos ,pero que   asimismo hemos mostrado todo el interés por pasar de  observadores  a actores   en la búsqueda de una solución   integral  y efectiva,   no conocemos   diagnósticos  y menos planes concretos  encaminados  a paliar el drama que esta familia   vive, por parte de ninguna entidad  de la ciudad, encargada de velar por  la integridad de esa familia y de manera especial , por los  infantes , que día a día  sobreviven  por  la gracia de Dios.

El  único  esfuerzo que conocemos de la administración y que lo valoramos, fue el  ofrecimiento que le hizo  a la ciudadana, consistente en ocupar una de las habitaciones  de las instalaciones   donde   opera  el cuerpo de bomberos voluntarios de la ciudad, antigua  casa  gerontològica.

Debido   a que la convivencia allí  fue un verdadero infierno -hasta con amenazas de muerte entre sus moradores- , doña Marta  se fue  con sus pocos corotos adonde una pariente lejana,  que vive en una humilde casa ,  en la calle de la barranca, cerca al río Gualì (brazo del Tonusco). Allí una  anciana pariente  le guardó sus pocos enseres   y les permitió  utilizar en las noches el corredor, en donde estos  desplazados  pudieron dormitar sus cansadas humanidades  .

 Aparece  el padrino

Josè Yepes Cartagena, se  ha convertido ùltimamente en el benefactor de ciudadanos desprotegidos  . Desde Canadà en donde  está residenciado,  les apoya con mercados, ropa  y  medicamentos. Con   razòn se  le conoce como  el padrino
Josè Yepes Cartagena, se ha convertido ùltimamente en el benefactor de ciudadanos desprotegidos . Desde Canadà en donde está residenciado, les apoya con mercados, ropa y medicamentos. Con razòn se le conoce como el padrino

El  joven   santafequeño José  Yepes, actualmente radicado   en Canadà, leyendo este blog conoció  la triste historia  y con gran espíritu  patriótico, prometió  a notioccidente no desamparar   esa familia. El pasado mes de octubre   materializó  su promesa ;  a través del director de  Notioccidente  y el de este blog Conexiòn occidente ,  movilizó   una ayuda , traducida en  dos cómodas colchonetas, un completo  mercado  y hasta juguetes   para los niños.

 La felicidad duró  poco; el propietario   de la última  vivienda donde estuvieron   de posada,  por razones que aún  desconocemos, obligó a doña Marta  a desocuparle.  Y así, tan desamparada  como   llegó, se tuvo que ir   con sus “polluelos”. La orilla del río Tonusco, fue desde entonces una vez más  , el cruel  escenario  en donde ella y sus hijos escriben  otro  capítulo  de dolor, mientras arriba,   a sólo cuatro cuadras en la plaza mayor, la mágica ciudad  de oportunidades  del alcalde Frey Leòn, eructa alcohol, boñiga , sangre  y gritos baconianos,  en nombre de   Dios, pero honrando a los “diablitos”, en su tradicional fiesta  decembrina . “Dijo entonces el Señor: Por cuanto este pueblo se me acerca con sus palabras y me honra con sus labios, pero aleja de mí su corazón, y su veneración hacia mí es sólo una tradición aprendida de memoria “.- Isaías 29:13

 Màs beneficiados

Fiel  a su promesa, José  Yepes hizo   allegar,   no sólo  a doña Marta Alcaraz y a sus hijos, una   nueva ayuda  que  incluyó  estrèn   , mercado y  “Traídos del  niños Jesús” para sus niños, sino  además a tres  ciudadanos  más: Goarnes  el señor que  vende confites, arrastrando  una pipeta de oxigeno  para poder vivir, a don Joaquín  Montoya que debe ir hasta San Rafael a tomarse un trago de sopa, poniendo en peligro su vida al movilizarse en su silla de ruedas  por una empinada cuesta ,pese a una trombosis que le dejó secuelas en su movilidad y ,a don  Arnulfo   Lezcano, anciano   que vende confites con su esposa, en el extremo occidental  de la plaza  Mayor.

 Volviendo  al caso de doña Marta; ella le comentó a notioccidente y a conexión occidente,  que el alcalde la visitó y le prometió entregarle este mismo  mes  de enero del nuevo   año,  una vivienda  que estaría  ubicada  entre el barrio  de San Pedro Claver  y los tanques. Ojala esto sí sea una  realidad  y organismos como la personería,  la procuraduría, veedurìa ciudadana   y la oficina de la infancia,  tomen atenta nota sobre el particular. Por nuestra parte, ( notioccidente y conexión Occidente ),  no sólo vigilaremos de cerca a esta familia  y las acciones gubernamentales , sino  que  , en caso de incumplimiento del alcalde, estamos dispuestos a proporcionarle ,aunque sea con nuestros recursos, un sitio digno , donde la señora pueda ver crecer a sus hijos, como lo que son: seres humanos.

 Con estas imágenes, que  ojala  nunca más se repitan en Santa Fe de Antioquia , queremos dejarle a nuestros lectores una reflexión  y  esta pregunta: ¿Cuál es mi aporte como ciudadano, para que escenas como  éstas , sean a partir de hoy, tan  sólo  historia?

MARTA  ALCARAZY U HIJA-DIC22 -2012

Aquì , a menos de un kilòmetro  de la ciudad  de oportunidades que el alcalde Frey cacarea  en  cada discurso, vive   doña Marta Alcaraz y tres infantes

Aquì , a menos de un kilòmetro de la ciudad de oportunidades que el alcalde Frey cacarea en cada discurso, vive doña Marta Alcaraz y tres infantes

TUGURIO DEMARTAALCARAZ- DIC 22-2012

En medio de la màs absoluta miseria  ,indiferencia social  y estatal,  los niños  reciben  de su padrino Josè Yepes,  el traìdo  del niño Dios. Gracias  a èl este año tambi`n pudieron hacer noche buena, si es que en esas circunstancias cabe  la expresiòn En medio de la màs absoluta miseria ,indiferencia social y estatal, los niños reciben de su padrino Josè Yepes, el traìdo del niño Dios. Gracias a èl, este año tambièn pudieron hacer noche buena, si es que en esas circunstancias cabe la expresiòn

Escena  de desolaciòn  y abandono. Sucede  en Santa Fe de Antioquia

Escena de desolaciòn y abandono. Sucede en Santa Fe de Antioquia

A   tan solo   20  metros de este tugurio  donde vive doña  Marta  con sus tres niños, pasa  el  por ahora, tìmido rìo  Tonusco

A tan solo 20 metros de este tugurio donde vive doña Marta con sus tres niños, pasa el por ahora, tìmido rìo Tonusco

Una  montadita  en moto,mitiga  por segundos ,la cruel  realidad

Una montadita en moto,mitiga por   unos segundos ,la cruel realidad

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: