MAYO 10-2014

       ¡POBRE DEMOCRACIA! 

chimpance-aburridoDe un país político , manejado más por  grandes sumas de dinero, que por grandes proyectos sociales ; de un país en  el que proliferan caciques votantes con sus “alias”  a cuestas; de un país  en el que  desde las provincias se ha aprendido a  manipular nuestros recursos  producto de los impuestos que le pagamos al Estado, en favor de  politiqueros resabiados perpetuos;  de un país  en donde los órganos de control direccionan los procesos acorde a los intereses de sus jefes políticos  ;  de un país en donde los políticos  son más temidos que amados; de un país en donde los candidatos a la presidencia  de la república (incluyendo el presidente –candidato), replican más los errores de sus contrincantes que sus propuestas sociales reivindicativas; de un país en el que  a menos de una semana los candidatos más opcionados a ganar la presidencia, se encuentran inmersos en sendos   escándalos mediáticos que hieren lo más preciado de nuestra institucionalidad, no se puede esperar más de lo que las últimas  encuestas han reflejado: pereza, desconfianza, repulsión , abstencionismo, radicalismo y otros flagelos de la democracia, que día a día socaban sus bases , nos acercan peligrosamente a la anarquía y por ende  al borde de  una gran confrontación de impredecibles consecuencias.

En fin, son muchos los dardos que de aquí para allá y de allá para acá se lanzan los que quieren dirigir los destinos de esta maltrecha democracia, sin que haya sustancia  en los ofrecimientos que hacen a los ciudadanos que estaremos a expensas del próximo  mandatario, que será elegido el 25 de mayo, fecha que esperamos más con pesimismo y desgano, que con fervor democrático,  que  debería  ser lo ideal.

En este orden de cosas, podremos afirmar que cualquiera que sea el próximo mandatario de los colombianos, quien con seguridad va a ganar en segunda vuelta y por un estrecho margen, como todas las veces no nos va a representar en el real sentido de la palabra; más sí, como ha sido triste tradición, los intereses de los amigos e inversionistas de sus billonarias campañas. Por eso,  y otros detalles que  por falta de espacio se nos quedan en el tintero, desde esta humilde columna, como ciudadanos rasos de provincia, que representamos el clamor de un vasto sector, sólo nos atrevemos a exclamar: ¡pobre democracia!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: